El Día D… de echarle cojones

El Día D… de echarle cojones

Ahora León / Noticias de León / Texto: V.Vélez / Imagen: S.Arén

Las tropas culturalistas se enfrentan este domingo a su particular Desembarco de Normandía. Una tarde de fútbol que promete pasar a la memoria del deporte leonés por lo épico de la contienda.

La Cultu se afrenta al Goliat de su categoría, el histórico Racing de Santander que conserva intactas sus ganas de regresar a la élite del balompié nacional. Los de Ángel Viadero no estarán ni mucho menos solos, puesto que una legión de cerca de 4.000 cántabros llega dispuesta a hacer suyo el fortín del Reino de León.

Y es que esta es una de las principales variables que decantarán el devenir del choque. A la batalla en el césped, se sumará otra no menos intensa en las gradas con un escenario inédito en el que los de Rubén de la Barrera contarán casi a partes iguales con aliados y enemigos.

El colchón de puntos sobre los cántabros se ha esfumado para los leoneses, casi a la par que la sensación de dominio absoluto del grupo primero. Pero ahora llegamos al tramo decisivo de la temporada y es el momento de “pegar un arrastre” que deje claro que, pese a perder un par de bazas, la partida es nuestra.

Es nuestra porque sí, porque lo merecemos. La Cultu es el eterno pupas del fútbol modesto al que, bien por petrodólares cataríes o azares del destino, se le ha presentado la oportunidad de su historia pocos años después de rozar la desaparición. Esta temporada está siendo memorable por un juego que el público leonés no veía desde hace décadas, por la eliminatoria copera contra el Real Madrid, por varios records rotos. Por eso tiene que ser este curso y no otro el de alcanzar al fin el objetivo del ascenso a la división de plata, una aspiración que se ha convertido en un auténtico maná por el que se ha deambulado en un desierto de más de cuarenta años.

Salvo contados gatillazos en los últimos meses los leoneses han demostrado que son el rival a batir de la categoría y es la oportunidad de recuperar esa condición. Es la hora de los Gallar, de los Benja, de los Toni. Es la hora de echarle cojones en el campo y en las gradas.

Desde Santander se presume de que León será verdiblanco por un día, pero que la Cultural juegue o no en territorio hostil solo depende del público local. Es el momento de quitarse la corbata, de blandir bufandas al viento, de desplegar el púrpura de la nuestra bandera y de gritar animando al equipo de la tierra. Es el momento de demostrar aquello de… ¡Esto es León y aquí mandamos nosotros!

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.


Pûblicidad

DESTACADO2


Últimas Noticias

Síguenos

rss

Suscríbete a nuestro boletín:

Pûblicidad

  • Colabora

    Envía tus noticias

Opinión