No digas nunca «tú no eres nadie»

Para poder decir esa frase debes ponerte en mi piel, y tu “Sabes mi nombre, pero no mi historia. Has oído lo que he hecho, pero no has pasado por lo que he pasado. Sabes dónde estoy, pero no de dónde vengo. Me ves riendo, pero no sabes lo que he sufrido. Deja de juzgarme” ,

El Tercer Sector / Opinión / Belen Aren

Todos somos personas, todas diferentes y únicas. Por esta razón tenemos unas pautas de comportamiento determinadas, una personalidad concreta y un interior muy significativo que da muestras de quiénes somos. Sin embargo, esta particularidad nos permite juzgar a los demás.

Es muy fácil cuestionar a los demás y que los demás nos juzguen. Sin embargo, lo cierto es que el que la persona que juzga dice más de sí mismo que lo que pretende decir del otro. Es decir, si yo juzgo a alguien por ser un hipócrita, quizás debería ver yo en qué aspectos de mi vida soy hipócrita. Incluso, puede que deba aprender a ser más flexible y respetar a los demás tal y como son.

Una de las ultimas cosas que deberíamos hacer o decir en el momento de cuestionar a alguien es “tú no eres nadie”. Esta frase debería estar prohibida, suena y se siente como un puñal directamente en la yugular, te deja sin palabras, sin sentido, vacía, en blanco, temblando en una gran superficie. Dice un amigo policía que un balazo directo en el corazón hace menos daño que esta frase.

Lo cierto es que mis gustos no son los mismos que los tuyos, seguramente no actúo cómo tú actuarías en mi lugar y, muy probablemente, a mí no me afectan las cosas de la misma manera que a ti.

Para poder decir esa frase debes ponerte en mi piel, y tu “Sabes mi nombre, pero no mi historia. Has oído lo que he hecho, pero no has pasado por lo que he pasado. Sabes dónde estoy, pero no de dónde vengo. Me ves riendo, pero no sabes lo que he sufrido. Deja de juzgarme” ,

No le voy a dar importancia a tus palabras porque, tú no eres madre, tu no estas tratando de entenderme; y sobre todo porque no todos vivimos las experiencias de la misma manera ni las sentimos igual.

Me has hecho daño amigo, y eso solo sucede cuando alguien te importa, por este motivo solo me queda decirte una cosa ¿me dejas que te preste mis zapatos? O mejor aún ¿hablamos?

Etiquetas de la entrada
, ,
Escrito por
Más de Belén Aren

No digas nunca «tú no eres nadie»

Para poder decir esa frase debes ponerte en mi piel, y tu...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *