La belleza no tiene edad, talla ni color

Sofia Loren, espectacular a sus casi 80 años vestida de rojo

 La estética y la belleza van más allá de lo superficial y está conectada con la salud y la longevidad.

La cuestión ya la planeó Karl Jung cuando dijo: “Todos nacemos originales y podemos morir siendo copias”. La mayoría de personas se comparan y luego se esfuerzan por imitar, en vez de crear. El secreto está en que no debemos imitar ni competir sino crear.

Desde uno y otro sexo se busca la belleza en la otra persona porque es sinónimo de salud, fertilidad y adecuado para la procreación. La simetría en el rostro denota un buen sistema inmune, por eso es que nos sentimos atraidos y buscamos belleza en nuestra pareja.

Aunque la belleza no es el único camino a la felicidad, el buscarla está programado en nuestro cerebro. Está comprobado que un bebé de tres meses ya se fija más tiempo en un rostro bello y simétrico que en uno feo.

A fuerza de publicidad machacona parece que tambien han conseguido meter en nuestro cerebro la falsa idea de que la belleza se consigue en la farmacia o en el quirófano, cuando la realidad es que la belleza se come y si siente. El mejor protector solar se vende en la fruteria (albaricoques y tomates) y como dice Sofía Loren: “nada hace más bella a una mujer que sentirse bella” (en la foto Sofía Loren a los 77 años)

Aunque la belleza no es exclusiva de uno de los sexos y en los animales generalmente son los machos los que están dotados de más ornamentos estéticos, en los humanos exigimos más belleza a las mujeres.

Una persona feliz y serena se muestra más bella que otra que sufre estrés, aburrimiento o depresión. Se dice que la belleza verdadera irradia desde el interior.

Una persona que siente celos, rabia, depresión puede intentar ocultarse tras un maquillaje o unas gafas de sol muy caras y de marca pero no engaña a casi nadie, quizá solo a sí misma.

El hombre, antes luchador, se ha convertido en urbanita y ahora cultiva en los gimnasios unos músculos que no necesita ni utiliza, solo los exhibe.

Existe belleza en la diversidad: Personas altas y bajas, delgadas y gordas, pero se nos exige un modelo irreal y uniformado, creado por la industria de la moda, la alimentación y la farmacopea.

El cuerpo humano es la mejor de las farmacias. La belleza a cualquier edad necesita más equilibrio en vez de tantos productos de venta en farmacias y perfumerías

Artículo basado en la charla que ofreció en la Jornada de Estética Posa’t Guap@ en el Teatre Xesc Forteza de Palma.

F. Javier González

Etiquetas de la entrada
, ,
Escrito por
Más de Mario

El servicio de ayuda a domicilio de León atendió una media de 616 mayores dependientes durante el año pasado

Durante el año 2016, el Ayuntamiento de León atendió un promedio de...
Leer más