La belleza no tiene edad, talla ni color

Sofia Loren, espectacular a sus casi 80 años vestida de rojo

 La estética y la belleza van más allá de lo superficial y está conectada con la salud y la longevidad.

La cuestión ya la planeó Karl Jung cuando dijo: “Todos nacemos originales y podemos morir siendo copias”. La mayoría de personas se comparan y luego se esfuerzan por imitar, en vez de crear. El secreto está en que no debemos imitar ni competir sino crear.

Desde uno y otro sexo se busca la belleza en la otra persona porque es sinónimo de salud, fertilidad y adecuado para la procreación. La simetría en el rostro denota un buen sistema inmune, por eso es que nos sentimos atraidos y buscamos belleza en nuestra pareja.

Aunque la belleza no es el único camino a la felicidad, el buscarla está programado en nuestro cerebro. Está comprobado que un bebé de tres meses ya se fija más tiempo en un rostro bello y simétrico que en uno feo.

A fuerza de publicidad machacona parece que tambien han conseguido meter en nuestro cerebro la falsa idea de que la belleza se consigue en la farmacia o en el quirófano, cuando la realidad es que la belleza se come y si siente. El mejor protector solar se vende en la fruteria (albaricoques y tomates) y como dice Sofía Loren: “nada hace más bella a una mujer que sentirse bella” (en la foto Sofía Loren a los 77 años)

Aunque la belleza no es exclusiva de uno de los sexos y en los animales generalmente son los machos los que están dotados de más ornamentos estéticos, en los humanos exigimos más belleza a las mujeres.

Una persona feliz y serena se muestra más bella que otra que sufre estrés, aburrimiento o depresión. Se dice que la belleza verdadera irradia desde el interior.

Una persona que siente celos, rabia, depresión puede intentar ocultarse tras un maquillaje o unas gafas de sol muy caras y de marca pero no engaña a casi nadie, quizá solo a sí misma.

El hombre, antes luchador, se ha convertido en urbanita y ahora cultiva en los gimnasios unos músculos que no necesita ni utiliza, solo los exhibe.

Existe belleza en la diversidad: Personas altas y bajas, delgadas y gordas, pero se nos exige un modelo irreal y uniformado, creado por la industria de la moda, la alimentación y la farmacopea.

El cuerpo humano es la mejor de las farmacias. La belleza a cualquier edad necesita más equilibrio en vez de tantos productos de venta en farmacias y perfumerías

Artículo basado en la charla que ofreció en la Jornada de Estética Posa’t Guap@ en el Teatre Xesc Forteza de Palma.

F. Javier González

Etiquetas de la entrada
, ,
Escrito por
Más de Mario

Una intervención pionera para preservar la movilidad de un paciente afectado por un tumor

Un año después, el paciente camina sin necesidad de bastón.
Leer más